Unity Roller se suma al objetivo de Érase una vez y cumple el sueño de Tatiana

Enseñar a patinar es nuestra pasión pero ser capaces de cumplir sueños es lo mejor que nos ha sucedido.

Este fin de semana, y a través de la llamada que recibimos de la asociación “Érase una vez”, hemos cumplido el sueño de Tatiana, una niña onubense que está sufriendo una grave enfermedad, y soñaba con volver a patinar, ya que siempre había sido su actividad favorita.

Esta joven de 11 años, hospitalizada debido a su tratamiento de quimioterapia, salió el domingo con sus padres del centro médico pero jamás imaginó lo que le iba a suceder.

En nuestra tienda, sita en calle Murillo, la esperamos junto al colectivo solidario “Érase una vez” y un grupo de empresarios de la FOE, las personas que se habían dispuesto a sacarle una sonrisa a la pequeña patinadora. Allí le hicimos entrega de un equipo completo de patinaje: cascos, coderas, muñequeras, coderas y unos patines tradicionales fucsias y turquesas que ella misma eligió. También lució la sudadera de nuestro club.

Sus padres emocionados, la niña sorprendida y el resto felices por formar parte de un sueño hecho realidad. Un sueño que se deslizó sobre ruedas por el paseo de la ría con más de 30 patinadores de Unity Roller que contribuyeron a que los ojos de la pequeña brillaran con la misma intensidad que lo hacía el propio sol.

Desde Unity Roller deseamos que este paseo sea el impulso que Tatiana necesita para su recuperación total.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies
Abrir chat